Día Mundial contra la Neumonía

Estándar

La neumonía es una inflamación del pulmón, causada generalmente por una infección (bacteriana, vírica o fúngica), en el que existe una condensación originada por la ocupación de los espacios alveolares con exudado. Los grupos de población con mayor riesgo son las personas de edad avanzada, alcohólicos, pacientes recién operados, personas con enfermedades respiratorias u otras infecciones y, sobre todo, las personas con el sistema inmunitario debilitado.

ESTADO NUTRICIONAL Y MORTALIDAD  (Leer más)

La desnutrición es un factor predictivo de mortalidad en la neumonía. Además, muchos factores nutricionales influyen en el pronóstico de la misma:

  • Los déficits de leptina, folato y zinc se asocian a un peor pronóstico
  • La composición de los ácidos grasos libres también se relaciona con el riesgo de neumonía
  • La desnutrición preoperatoria incrementa el riesgo de desarrollar neumonía en pacientes quirúrgicos

Una herramienta tan sencilla como la Evaluación Global Subjetiva al ingreso del paciente, sería de gran utilidad para detectar estados de desnutrición y poder actuar en consecuencia. Aunque claro, como la sanidad pública no cuenta con dietistas-nutricionistas, tendremos que seguir padeciendo y corriendo riesgos que serían totalmente evitables.

SOPORTE NUTRICIONAL (Leer más)

Un soporte nutricional adecuado permite un mejor intercambio gaseoso, lo que supone una mejoría clínica y una recuperación más temprana.

La desnutrición no sólo aumenta la incidencia de neumonía, fallo respiratorio y síndrome de distress respiratorio, además de lo comentado anteriormente, sino que también afecta a la función pulmonar, la capacidad ventilatoria y el deterioro de la función inmune.

La inmunonutrición reduce los requerimientos de ventilación mecánica y disminuye la estancia hospitalaria.

Se recomienda mantener un balance nitrogenado neutro o positivo y evitar sobrealimentar al paciente. Una nutrición con un alto contenido lipídico y baja en hidratos de carbono proporciona un beneficio en los pacientes con fallo respiratorio que requieren soporte ventilatorio. Es importante también administrar omega-3.

RECOMENDACIONES GENERALES DE ALIMENTACIÓN

  • Beber mucha agua para diluir mucosidades y expulsarlas más fácilmente
  • Aumentar la ingesta de vitamina C 
  • Tomar más frutas y verduras
  • Incluir en nuestra dieta alimentos con omega-3
  • Los prebióticos, probióticos y simbióticos nos ayudarán a reforzar nuestras defensas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s