NO, NO Y NO. El consumo de Leche NO aumenta la producción de Mocos

Estándar

Hoy toca tratar otro mito alimentario. Parece mentira que un alimento tan básico como la leche esté rodeado de tantísima polémica. Tanto aquellos que defienden su consumo como los que reniegan de su existencia, tienen infinidad de excusas, causas y explicaciones para hacerlo. Sería tan extenso hablar de todas ellas que hoy voy a centrarme en una cuestión que me pone los pelos de punta….. o de mala leche, que pega más.

Hace un mes acudí a unas Jornadas de Fibrosis Quística. Estaba orientada a fisioterapeutas y nutricionistas y me resultó terroríficamente curioso que entre los primeros estuviera tan extendida la creencia de que la ingesta de leche aumenta la producción de mucosidad. Es más, varios de ellos preguntaron con total naturalidad y dando por sentado (¡oh, dios mío!) el porqué de este hecho. Y no acaba ahí la cosa; resulta que reconocían recomendar a sus pacientes con fibrosis quística que evitaran el consumo de lácteos o, al menos, lo disminuyeran.

AAAAAAHHHHHH!!!!

 

No hace falta que cuente la reacción de los D-N allí reunidos……

Vayamos por partes.

En primer lugar, ¿por qué un fisioterapeuta da recomendaciones sobre alimentación y nutrición? A diario trabajo en un equipo multidisciplinar en el que, por supuesto, hay fisioterapeutas. Cada uno conoce perfectamente las funciones del otro y trabajamos juntos para complementarnos y mejorar la calidad asistencial, pero no para solaparnos y meternos en terrenos que desconocemos.

En segundo lugar, ¿de dónde se saca tantísima gente la afirmación y convencimiento de que los lácteos aumentan la mucosidad? A día de hoy, ningún estudio considerado fiable y significativo ha podido demostrar tal relación. ¿Por qué, entonces, en lugar de acudir a fuentes de información serias, nos creemos lo primero que leemos en foros, la cola del supermercado, revistas y páginas webs de dudosa credibilidad?

En tercer lugar, éste es otro ejemplo claro del profundo desconocimiento existente en torno a la nutrición, incluso entre otros profesionales sanitarios, a pesar de ser una materia de la que todo el mundo opina y cree tener conocimiento absoluto.

La conclusión la dejo de manos del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AEDN):

La poca bibliografía y los datos encontrados al respecto conducen a concluir que no existe relación entre el consumo de lácteos y la producción de mucosidad, siendo por lo tanto una creencia no justificada mediante pruebas científicas.

También podéis leer este artículo

Anuncios

»

    • Buenas, Toni. Comparto la idea de ser crítico y dudar de todo, hasta de los propios pensamientos. Sin embargo, en la cuestión que nos atañe ahora, son muchas más las razones (por no decir todas) que me hacen inclinar la balanza hacia el consumo de lácteos siempre y cuando no se padezca una intolerancia a la lactosa. Curiosamente, quienes demonizan estos productos no suelen ser dietistas-nutricionistas. A día de hoy no existe evidencia científica (y, por tanto, fiable) que relacione el consumo de lácteos con el aumento de mucosidad (entre otras lindezas que se leen por ahí)
      Gracias por comentar.

  1. Leí en alguna parte que el calcio se asimila siempre que venga mezclado con grasa. O sea, que en caso de tomar lácteos estos deberían ser enteros.
    De ser cierto eso, los que toman lacteos desnatados no estarían asimilando del todo el calcio que ingieren?

    Y por último, a día de hoy parece claro que tomamos más lacteos que nunca (leches de todo tipo, yogures, quesos….). Pero aún así, hay más problemas y enfermedades oseas.
    Cual crees que es la razón de este aumento de enfermedades óseas?
    Gracias!

    • Gracias, Andreu, por el comentario.
      La absorción de calcio depende de otros nutrientes, por supuesto, pero no es la cantidad de grasa la más implicada (supongo que te referirás a la cantidad de vitaminas liposolubles A y D en los lácteos enteros más que al calcio). En una mayor absorción está más implicada la vitamina D de la dieta (no sólo se encuentra en los lácteos), la relación Ca/P>1, la presencia de lactosa, etc. Por tanto, tomar lácteos desnatados no se correlaciona con una menor absorción de calcio. Todo depende, siempre, del conjunto de la dieta y no de alimentos o grupos de alimentos por separado.

      Dudo de si ha aumentado la ingesta de lácteos, puesto que, por desgracia, está de moda una corriente anti-lácteos que demoniza este grupo de alimentos (sin ninguna base científica). Precisamente si hay mayor incidencia de enfermedades óseas (y metabólicas, cardiovasculares….) es porque estamos descuidando nuestra alimentación y, particularmente opino que se está consumiendo mucha más cantidad de proteína (sobre todo de origen animal) de la que se recomienda. La ingesta excesiva de proteínas aumenta la excreción renal de calcio, por ejemplo, y esto favorecería la aparición de problemas óseos, entre otros (hay muchos más efectos asociados al exceso de proteínas de la dieta que no debemos pasar por alto)

  2. Lo bueno es que esta es algo, que independientemente de quien aporte más estudios científicos que demuestre una cosa o la otra, cuaquiera puede probar consigo mismo.

    Es decir, que más me da que me vengan unos a decir que la leche es muy buena y no tiene efectos negativos en nuestro organismo, otros que me digan que no, que produce mucosidad, acidez, descalcificación, etc, pues se prueba a reducir o eliminar lacteos y ya está, en cuestión de semanas veremos si hay algún cambio significativo en nuestra salud.

    En el caso personal, tanto en mi hijo de 2 años, como en el de mi mujer como en el mío, si que hemos notado sus efectos relacionados con la mucosidad. Mi hijo cuando ha tenido algun problema relacionado con exceso de mucosidad, ha sido reducir lacteos y ha mejorado bastante, en el caso de mi mujer que antes tomaba varios vasos de leche al día, dejó de tomarlos (desde entonces apenas toma leche, solo en forma de yogures o quesos) y mejoró en sus problemas de alergias así como en la frecuencia e intensidad de sus catarros y resfriados en general. En lo que se refiere a mí, desde hace años solo tomo algún yogur o queso y no todos los días y me siento mejor.

    bueno, de verdad. Cuidarse.

    Un saludo

    • Por supuesto, cada persona puede optar por ingerir un alimento u otro, pero sabiendo que si eliminamos algún grupo de alimentos de nuestra alimentación, esos nutrientes de los que nos estamos privando, deberemos cubrirlos con otros alimentos.
      En el caso de la leche, mientras no haya estudios científicos que demuestren que aumenten la mucosidad, los profesionales sanitarios no debemos recomendar eliminar su ingesta. Luego, una vez conocida la información, cada persona que opte por lo que considere.
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s