Archivos Mensuales: febrero 2013

Día Internacional del Síndrome de Asperger

Vídeo

Muchos nunca habrán escuchado hablar de este síndrome. Otros, conocerán algo de oídas. Sólo los “aspies”, término usado para referirse a personas con Asperger, lo conocen.

Según el portal de información de Enfermedades raras y Medicamentos Huérfanos (orphanet):

El síndrome de Asperger fue primeramente descrito por el Dr. Hans Asperger, un pediatra de Austria en 1944. Más recientemente ha sido clasificado como trastorno generalizado del desarrollo. Es un trastorno neurobiológico generalmente considerado como perteneciente al espectro del autismo. Los pacientes con síndrome de Asperger tiene capacidad intelectual dentro del rango normal con, sin embargo, un perfil distinto de habilidades aparentes desde la temprana infancia. Pueden mostrar conductas y deficiencias marcadas en habilidades sociales y de la comunicación. El síndrome de Asperger es un trastorno poco común y la información sobre la prevalencia es limitada pero parece ser más común en varones. No hay ningún tratamiento o cura específicos para el Síndrome de Asperger. Todas las intervenciones son sintomáticas y/o rehabilitacionales

Os dejo un aperititivo del largometraje “Planet Asperger”, un documental que, según sus autores, nos enseñará que no todos tomamos el mismo camino hacia la felicidad

 

Si quieres conocer más sobre el Síndrome de Asperger:

Monólogo Diabetes

Vídeo

Me encantan los monólogos. Los monólogos que están conseguidos y me arrancan una carcajada. Aunque eso no es muy complicado, todo sea dicho.

Aquí os dejo el vídeo de uno que escuché hace un tiempo. Normalmente no suelen usar una patología como temática pero, en este caso, la diabetes es la protagonista. Me encantó; no es fácil hacer humor usando una enfermedad de base y, además, resultar mucho más didáctico que muchos artículos con los que una se topa por la red.

 

Alimentación y Tabaco

Estándar

Hoy no voy a hablar del efecto nocivo y las patologías relacionadas con el hábito tabáquico. Creo que casi todos (por aquello de no generalizar) ya conocemos lo malo-malísimo que es. Tengo que decir que no soy fumadora, pero no por ello soy ajena a la adicción que crea su consumo. Tengo amigos y familiares que fuman, que lo han dejado para siempre (o al menos hasta hoy), que lo han dejado y vuelto a coger y, otros, que lo están dejando. Soy consciente del sufrimiento que supone, de los esfuerzos y la fuerza de voluntad necesarios para ello y del sentimiento de frustración que produce la recaída. Otros, en cambio, fuman por convencimiento, por placer y sin sentimientos de culpa.

Respeto todas las opciones. Pero como sanitaria, ya sea en consulta o fuera de ella, siempre debo recomendar su abandono. La decisión final, SIEMPRE, la tiene el paciente.

Hoy, toca hablar de la alimentación a seguir cuando un fumador decide dejar de serlo. A muchas personas les da pavor abandonar el tabaco por el mero hecho de asociarlo al aumento de peso. Recordemos que, en muy resumidas y simplificadas cuentas, se gana peso si el consumo calórico es mayor que el gasto; vamos, que si entra más que sale.

Una alimentación sana no sólo evitará que eso ocurra, sino que te ayudará a que dejar de fumar te cueste menos. Y, ¿cómo es eso posible? Al parecer, las frutas, las hortalizas, los lácteos y las bebidas sin cafeína (agua, zumos) empeoran el sabor del cigarrillo, mientras que la carne, el alcohol o las bebidas con cafeína potencian su sabor, haciéndolo más atractivo.  Increíble, ¿verdad? Pues eso no es todo:

  • Cada vez que te apetezca fumar, bebe un vaso de agua. La nicotina es hidrodoluble
  • Para contrarrestar la ansiedad, evita bebidas excitantes y opta por infusiones relajantes
  • Si además incorporamos la práctica de ejercicio físico a nuestra rutina, aumentaremos el gasto calórico, nos servirá de distracción y nos será más fácil conseguir nuestro objetivo.