Archivo de la categoría: Alimentación saludable

Alimentación y Tabaco

Estándar

Hoy no voy a hablar del efecto nocivo y las patologías relacionadas con el hábito tabáquico. Creo que casi todos (por aquello de no generalizar) ya conocemos lo malo-malísimo que es. Tengo que decir que no soy fumadora, pero no por ello soy ajena a la adicción que crea su consumo. Tengo amigos y familiares que fuman, que lo han dejado para siempre (o al menos hasta hoy), que lo han dejado y vuelto a coger y, otros, que lo están dejando. Soy consciente del sufrimiento que supone, de los esfuerzos y la fuerza de voluntad necesarios para ello y del sentimiento de frustración que produce la recaída. Otros, en cambio, fuman por convencimiento, por placer y sin sentimientos de culpa.

Respeto todas las opciones. Pero como sanitaria, ya sea en consulta o fuera de ella, siempre debo recomendar su abandono. La decisión final, SIEMPRE, la tiene el paciente.

Hoy, toca hablar de la alimentación a seguir cuando un fumador decide dejar de serlo. A muchas personas les da pavor abandonar el tabaco por el mero hecho de asociarlo al aumento de peso. Recordemos que, en muy resumidas y simplificadas cuentas, se gana peso si el consumo calórico es mayor que el gasto; vamos, que si entra más que sale.

Una alimentación sana no sólo evitará que eso ocurra, sino que te ayudará a que dejar de fumar te cueste menos. Y, ¿cómo es eso posible? Al parecer, las frutas, las hortalizas, los lácteos y las bebidas sin cafeína (agua, zumos) empeoran el sabor del cigarrillo, mientras que la carne, el alcohol o las bebidas con cafeína potencian su sabor, haciéndolo más atractivo.  Increíble, ¿verdad? Pues eso no es todo:

  • Cada vez que te apetezca fumar, bebe un vaso de agua. La nicotina es hidrodoluble
  • Para contrarrestar la ansiedad, evita bebidas excitantes y opta por infusiones relajantes
  • Si además incorporamos la práctica de ejercicio físico a nuestra rutina, aumentaremos el gasto calórico, nos servirá de distracción y nos será más fácil conseguir nuestro objetivo.

 

¿Sabemos lo que comemos?

Estándar

¿Sabemos lo que comemos¿

 

 

Si te interesa conocer las características de una alimentación saludable, cómo influye lo que comemos en nuestra salud, los peligros de seguir dietas desequilibradas y aprender a interpretar el etiquetado……… ¡te esperamos el 27 de febrero en el Ateneo de Badajoz!. La entrada es GRATUITA.

No pierdas la oportunidad de aprender a comer con cabeza y resolver todas aquellas dudas acerca de la alimentación, desterrando los mitos tan frecuentes en torno a la misma.

 

¿TE LO VAS A PERDER?

 

Bocadillo silvestre

Estándar

Ése es el nombre con el que bauticé mi obra para un concurso de bocadillos saludables que organizaba el Instituto Flora hace un par de meses. La idea del Proyecto Optimus es conseguir que nuestra alimentación presente un perfil nutricional óptimo, y los bocadillos también pueden contribuir a ello si elegimos los ingredientes adecuados.

Hoy ha salido publicado el ganador. No he sido yo, aunque aprovecho para felicitar a la cocinera del bocadillo seleccionado. Eso sí, si os apetece, os animo a probar el mío porque…….está exquisito. Qué se le va a hacer, siendo extremeña no pueden faltar los ibéricos.

Bocadillo Silvestre

Bocadillo Silvestre

Bocadillo silvestre

Ingredientes:

-80 g de pan (a mí la chapata me pierde, pero para gustos…. los colores)

-1 huevo

-50 g de setas

-30 g de espárragos trigueros

-20 g de jamón ibérico

-15 g Flora pro-activ (requisito indispensable era que uno de los ingredientes fuera alguna de las margarinas de la marca en cuestión)

Elaboración:

-Untar el pan con un poco de margarina. El resto, la reservaremos para cocinar.

-Lava y cortar en filetes finos las setas.

-Derretir el resto de la margarina en una sartén y saltear ligeramente las setas. Batir el huevo y cuajar una tortilla.

-En una plancha caliente, hacer los espárragos. Si fuera necesario, añadir unas gotas de aceite de oliva virgen extra.

-Sobre el pan, montar la tortilla, los espárragos y, por último, el jamón ibérico.

-Y ahora, ¡a disfrutar de este manjar!

Podéis ver y degustar el resto de bocatas participantes pinchando aquí.

Cómo alimentarse en los viajes

Estándar

Hace unos días hablamos de cómo disfrutar de las fiestas navideñas alrededor de una mesa sin que por ello nuestra salud y nuestro peso se vean afectados negativamente (aquí), como tanto preocupa a muchas personas. Pero en estas fechas también son frecuentes los viajes, ya sean para reunirnos con la familia y amigos, para desconectar de la rutina, para aprovechar unos días de vacaciones y conocer esa ciudad que teníamos pendiente, o por todas las razones a la vez.

Es buen momento, entonces, para presentar unas pautas de alimentación con vistas a realizar un viaje. Sí, a algunos les parecerá una tontería, pero puedo asegurar que no lo es. Seguro que en alguna ocasión nos habremos puesto en carretera con malestar, problemas digestivos, cansancio…. y habremos vivido el trayecto como una tortura. Para que disfrutes del mismo de principio a fin, la Fundación Española de la Nutrición (FEN), la Fundación Repsol y la Dirección General de Tráfico (DGT) aconsejan (puedes leerlo completo aquí):

1.- Alimentarse de forma EQUILIBRADA y SALUDABLE.  La alimentación influye en tu seguridad al volante.

2.- Evitar las COMIDAS ABUNDANTES y de DIFÍCIL DIGESTIÓN, pero también los largos períodos de AYUNO.

3.- DESCANSAR antes de comenzar un viaje y nunca hacerlo con el ESTÓMAGO VACÍO. También es recomendable esperar al menos 15 minutos después de comer para emprender el trayecto.

4.- PLANIFICAR de antemano tu ALIMENTACIÓN y la de tus compañeros de viaje, así como los lugares donde realizar PARADAS y algo de EJERCICIO suave.

5.- DETENERSE cada 2 horas para realizar un descanso de al menos 10 minutos. Aprovechar para dar un pequeño paseo, hidratarse o tomar un tentempié.

6.- Llevar siempre bebida en el coche y BEBER con frecuencia pequeñas cantidades. Por supuesto, NADA DE ALCOHOL.

7.- Evitar las DISTRACCIONES. Si tienes que tomar algo, hacer una llamada telefónica….haz una parada y reanuda tu viaje.  Es importante también mantener una TEMPERATURA ADECUADA dentro del vehículo.

8.- La conducción es una actividad física y, por tanto, conlleva GASTO ENERGÉTICO.

9.- Niños y mayores tienen NECESIDADES DISTINTAS de alimentación y bebida. Tenerlo en cuenta.

10.- No renunciar a una BUENA ALIMENTACIÓN cuando viajes por carretera.

TU SALUD, TU SEGURIDAD Y TU PALADAR, te lo agradecerán.

Navidades Saludables

Estándar

El mes de Diciembre se convierte, cada año, en un mes de celebraciones, reuniones familiares, compromisos laborales, viajes y eventos que suelen realizarse alrededor de la mesa. La comida es un placer, por ello debemos aprovechar estas ocasiones para disfrutar de manera saludable y no caer en excesos, transgresiones dietéticas y malos hábitos que, con frecuencia, se mantendrán después de estas fechas señaladas y traerán el consecuente aumento de peso y otras repercusiones negativas para nuestra salud.

Las fiestas navideñas deben celebrarse teniendo en cuenta algunos aspectos, para disfrutarlas antes, durante y después de las mismas. Eso no significa que nos olvidemos de las comidas, postres y dulces típicos de estas fechas, sino que su consumo se realice de manera adecuada.

Algunos trucos que pueden resultarnos útiles:

– No excederse en las compras. Los días clave son tres: Nochebuena, Navidad y Nochevieja. ¿Por qué llenamos la despensa de carnes, mariscos, turrones o polvorones, como si la Navidad durara un mes?

– Una vez llegado el momento de planificar – preparar las comidas:

  • Para los entrantes, los vegetales son una estupenda opción a considerar. Ricas ensaladas, coloridos crudités y apetecibles sopas nos permitirán llegar al plato principal con menos apetito y una buena dosis de vitaminas y minerales.

  • Para evitar excedernos en el picoteo, lo mejor será servirnos en un plato aquello que vayamos a comer. Así, seremos más conscientes de la cantidad de alimentos que vamos a ingerir.

  • Si lo que vamos a preparar son carnes, optar por aquellas menos grasas (aves) o por las partes más magras.

Los pescados, azules o blancos, son también una buena elección.

  • Técnicas culinarias:

Utilizar especias en lugar de abusar de la sal.

Evitar el exceso de grasas. Mejor asados, vapor, plancha o papillote

Como guarnición, los vegetales siempre tienen cabida

  • Los postres a base de frutas nos ayudarán a sentirnos menos pesados, aportando dulzor: macedonias, flan de frutas, batidos, licuados….

– ¿Se pueden tomar turrones, polvorones, mazapanes y demás dulces típicos de estas fechas? Por supuesto que SÍ. No existen alimentos prohibidos. Lo que no se debe es abusar de ellos. Su consumo moderado es totalmente compatible con una alimentación saludable.

Además, son muchas las variedades que existen. Leer el etiquetado y conocer su significado nos ayudará a optar por aquellos menos calóricos y con menos contenido en grasas saturadas.

– El consumo de alcohol también aumenta. Ya sabemos que aporta calorías vacías, por lo que debemos hacer una ingesta moderada, no más de 2 copas y siempre durante las comidas.

– Evitar ayunos prolongados con la idea de “compensar” los excesos del resto del día. Lo único que conseguiremos será llegar a la siguiente comida con más hambre y/o picotear entre horas. Es preferible realizar tomas ligeras.

– Aumentar la práctica de ejercicio físico. Si sabemos que vamos a ingerir más calorías de las que quemamos, ¿por qué no realizar algo más de ejercicio?

De nada sirven los reproches y las culpas post-navideñas. Disfrutemos de estas fechas en familia y alrededor de una mesa saludable. El dietista-nutricionista es el profesional sanitario que puede ayudarte a conseguirlo.