Archivo de la categoría: Cáncer

Día Internacional contra el Cáncer de Mama

Estándar

Con motivo de la celebración del Día Internacional contra el Cáncer de Mama, aprovecho para tratar la influencia de la alimentación en el mismo y de la importancia de la nutrición no sólo durante el proceso oncológico sino también en su prevención.

Son muchos los factores relacionados con su aparición que no podemos controlar. Afortunadamente, sobre la alimentación y el estilo de vida sí podemos actuar, por lo que se hace aún más importante si cabe el papel de la nutrición y lo que ésta puede hacer por nuestra salud.

-Obesidad: un motivo más para mantener los kilos a raya

La obesidad hace que aumente la cantidad de estrógenos, aumentando el riesgo de padecer cáncer de mama en mujeres postmenopáusicas (Instituto Nacional del Cáncer de EEUU). Además, la obesidad, sobre todo mórbida, en las mujeres se asocia con una edad más temprana de diagnóstico de cáncer de mama (ver)

-Lípidos de la dieta

El tipo y la cantidad de grasa ingerida influyen en la promoción de la carcinogénesis mamaria e incluso en su iniciación

*Ácidos grasos estimuladores: omega -6 (aceites vegetales como maíz y girasol

*Aceite de oliva virgen: el ácido oleico que contiene y otros componentes bioactivos parecen tener un papel protector al conferirle a los adenocarcinomas mamarios un comportamiento clínico compatible con una menor agresión biológica, además de unas características morfológicas de mayor benignidad (ver)

*Ácidos grasos Saturados: su consumo excesivo aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama

*Determinados ácidos grasos (oleico) pueden mejorar la respuesta de las células tumorales mamarias al tratamiento con distintos agentes terapéuticos (ver)

-Efecto protector de los alimentos:

*Aceite de oliva virgen

*Omega-3: parece disminuir el riesgo de cáncer

*Antioxidantes (vitaminas A, C, E, beta-carotenos, selenio, zinc…) : bloquean el efecto dañino de los radicales libres. Es preferible aportarlos con la alimentación en lugar de suplementarlos

*Fibra:  Su ingesta se relaciona con menor incidencia de cáncer

*Aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales

*Agentes bioactivos, como los isotiocianatos presentes en las brasicáceas (brócoli, coliflor…) son agentes quimiopreventivos, proapoptóticos y antimitóticos

-Soja: la polémica está servida

El efecto estrogénico de sus isoflavonas no deja indiferente: unos creen que la unión de éstas a los receptores de estrógeno hacen que la soja sea un alimento preventivo; otros, sin embargo, consideran que inhibe el efecto del tamoxifeno y que no deben consumirla las mujeres con cáncer o alto riesgo de presentarlo.

No hay pruebas suficientes para recomendar su consumo específico para la prevención

Lo mejor siempre será una dieta variada, equilibrada y saludable, rica en vitaminas y minerales y pobre en grasas saturadas, utilizar aceite de oliva y mantener un peso saludable

Si te apetece, puedes seguir leyendo:

Anuncios