Archivo de la categoría: Cardiovascular

Fármacos y Alimentos, ¿mezcla explosiva?

Estándar

Dejo el enlace a un artículo que trata sobre la interacción fármaco-nutriente. Son múltiples las interacciones existentes, casi tantas como fármacos, pero en este caso se centran en aquellos medicamentos empleados en patología cardiovascular; lógico teniendo en cuenta que se trata del blog de la Fundación Española del Corazón. Lástima que en el “Recuerda que…”  no hayan recordado mencionar la figura del dietista-nutricionista como uno de los profesionales sanitarios a los que consultar, más que nada porque se trata de interacciones ALIMENTO-medicamento.

En otra ocasión también hablamos de la interacción entre anticoagulantes y alimentos. Podéis recordarlo aquí.

Día Mundial del Ictus

Estándar

 

El ICTUS es una enfermedad neurológica producida cuando el flujo sanguíneo del cerebro se interrumpe. Puede ser una interrupción por una obstrucción en un vaso sanguíneo (Ictus ISQUÉMICO), o puede producirse la ruptura del vaso, causando un sangrado dentro del cerebro (Ictus HEMORRÁGICO).

El ATAQUE ISQUÉMICO TRANSITORIO (AIT) es un tipo de ictus isquémico que, como su propio nombre indica, es temporal, con una sintomatología de minutos y recuperación menor de 24h. Supone un aumento del riesgo de padecer un ictus.

Se trata de una patología de alta prevalencia y elevada mortalidad, con un fuerte impacto social. Además, debido al envejecimiento de la población y a un estilo de vida cada vez más alejado del considerado saludable, se espera que aumente el porcentaje de pacientes en los próximos años. Por todo ello y, porque además supone un gasto sanitario elevado por el carácter crónico de aquellos que superan un ictus, es un buen día hoy para hablar de la importancia de la nutrición en la prevención y tratamiento de esta enfermedad.

No todos los Factores son modificables, pero entre los que sí lo son contamos con:

  • Hipertensión Arterial
  • Obesidad
  • Dislipemias
  • Diabetes Mellitus
  • Tabaco, alcohol y otras drogas

¡Vaya!, con este panorama yo creo que debemos empezar a cuidar nuestra alimentación desde ya. ¿Cómo?:

  • Deja a un lado el salero. Tus platos estarán igualmente sabrosos si utilizamos especias, hierbas aromáticas y técnicas culinarias que potencien su sabor. 
  • No abuses de grasas saturadas y colesterol. ¡Tus arterias no se lo merecen! 
  • Aumenta el consumo de pescado, frutas, verduras y cereales. ¿Dónde hemos dejado nuestra maravillosa Dieta Mediterránea?
  • Manténte en un peso adecuado. La estética es lo de menos, hazlo por tu salud.
  • Realiza ejercicio físico, manténte activo. Te sentirás mejor. Eso sí, cada persona debe adaptarlo a su estado de salud e ir aumentado en intensidad paulatinamente y bajo supervisión; ¡no vale querer ejercitarnos por encima de nuestras posibilidades desde el primer día!
  • Abandona el hábito tabáquico, consumo de alcohol y otras drogas

¿Y si ya he sufrido un Ictus? ¡Mejor tarde que nunca! Cuida tu alimentación, mejora tus hábitos de vida y evita el sedentarismo en la medida de lo posible (rehabilitación, cambios posturales, paseos…)

El grado de discapacidad tras sufrir un ictus varía de una persona a otra. Es frecuente que, además de los problemas de movilidad, exista dificultad en la deglución, disfagia, estreñimiento, úlceras por presión, etc. 

En todo ello, la nutrición tiene un papel clave y debe ser el dietista-nutricionista el especialista encargado de asegurar un estado nutricional óptimo, con una alimentación adaptada a cada paciente para, no sólo asegurar los requerimientos nutricionales, sino potenciar el estado de salud y facilitar la recuperación.

Anticoagulantes y alimentación

Estándar

La semana pasada se celebró en Sevilla un Congreso de Enfermedades Cardiovasculares de manos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Entre las ponencias, se trataron las ventajas y particularidades de los nuevos anticoagulantes. 

Dentro de unos días se celebrará el Día Mundial del Ictus, que,  como ya sabemos,  es una de las mayores consecuencias de la Fibrilación Auricular. 

En este vídeo, el Dr. José Ramón González-Juanatey, nos habla de la aparición de esos nuevos anticoagulantes, pasando antes por el tan famoso Sintrom que, como bien dice, es un fármaco interesantísimo pero con ciertas limitaciones como es la interacción que presenta con ciertos alimentos. ¡Sí, han leído bien, la INTERACCIÓN FÁRMACO – NUTRIENTE existe! Mis pacientes a veces se extrañan cuando, en la primera consulta, les pregunto por la medicación que toman e insisto en que me hagan saber cualquier cambio en su tratamiento. Y es que los alimentos, al igual que los fármacos, bien utilizados nos salvan la vida pero su mal uso puede perjudicar nuestra salud.

Os dejo con el citado vídeo (aquí), aunque antes he de decir que echo de menos la mención del papel del dietista-nutricionista (imprescindible en patología cardiovascular) y la necesidad de su inclusión en el Sistema Nacional de Salud para que verdaderamente podamos hablar de excelencia sanitaria.