Archivo de la categoría: Embarazo

Disfunción tiroidea en gestantes: cribado universal

Estándar

Por casi todos es sabido que los requerimientos de nutrientes aumentan durante la gestación y que, si en cualquier etapa de la vida es importante cuidar la alimentación, durante el embarazo tenemos, al menos, otra razón de peso más (y nunca mejor dicho), para hacerlo.

Eso no significa que tengamos que “comer por dos”, ni mucho menos. Tenemos un cuerpo tan agradecido que con pequeños cambios podemos lograr grandes beneficios.

Solemos asociar, casi inconscientemente, hierro y ácido fólico como nutrientes indispensables para la salud materna y fetal, pero no debemos olvidarnos que todas las vitaminas y minerales ejercen su función correspondiente y deben ser cubiertos. Tanto es así, que os presento un documento de consenso acerca de la justificación del cribado universal para la detección de la disfunción tiroidea en la población gestante (si tenéis tiempo e interés, podéis leerlo aquí), en el que se describe la importancia de la adecuada nutrición de yodo antes y durante el embarazo para contribuir a la normalidad de la función tiroidea materno-fetal.

Anuncios

Documentos de apoyo a la figura del dietista-nutricionista

Estándar

La EFAD (Federación Europea de Asociaciones de Dietistas) ha elaborado una serie de documentos de apoyo a la figura del dietista-nutricionista.

En ellos “se justifica claramente la necesidad de incluir al D-N en el Sistema Nacional de Salud para dar cobertura a las necesidades de la población”, como bien dice Manuel Moñino, vicepresidente de AEDN y presidente del Colegio de D-N de las Islas Baleares (CODNIB). “Creo que junto con los que ya tenemos, pueden ser argumentos contundentes. Asimismo, pueden servir de apoyo para los dietistas liberales que presenten proyectos a empresas y corporaciones, dándoles un soporte más amplio”, añade.

Documento de posición sobre el papel del dietista en la prevención y el control de la Diabetes Gestacional y de tipo 2:
www.aedn.es/resources/7f3131751b07c6cDietista_Prevencion_Manejo%20_Diabetes_ES.pdf

Documento de posición sobre el papel del dietista en la prevención y el manejo de la Malnutrición en adultos:
www.aedn.es/resources/ea35912db9ed9f7EFAD_dietista_malnutricion%20_adultos_ES.pdf

Documento de posición sobre el papel del dietista en la prevención y manejo de las enfermedades relacionadas con la Nutrición en las Personal Mayores:
www.aedn.es/resources/a466a7e6f708f44Dietista_prevencion_manejo_enfermedades_nutricion_de_mayores_ES.pdf

Documento de posición sobre el papel del dietista en el manejo de la Obesidad:
www.aedn.es/resources/2339ecc7229dc2eEFAD_dietista_obesidad_ES.pdf

Día Internacional de la Espina Bífida

Estándar

La espina bífida (“columna hendida”) se caracteriza por un desarrollo incompleto del cerebro, médula espinal o meninges. Es, por tanto, un defecto congénito del tubo neural, el cual se forma a principios del embarazo y se cierra el día 28 después de la concepción.

La causa exacta se desconoce, pero parece haber una influencia de factores genéticos, nutricionales y ambientales. Lo que sí está demostrado es que un déficit de ácido fólico en la dieta materna aumenta el riesgo de que se produzca.

¿Se puede, entonces, prevenir?

La ingesta adecuada de ácido fólico no asegura tener un bebé sano pero sí que supone una disminución importante del riesgo de que se produzcan defectos del tubo neural. Su consumo no debe asegurarse únicamente durante el embarazo, sino al menos un mes antes de la concepción. Muchas mujeres esperan la confirmación del embarazo para empezar a tomar suplementos de ácido fólico y/o llevar una dieta rica en esta vitamina, pero para entonces ya puede ser demasiado tarde.

Hay que tener en cuenta, también, que muchos fármacos interaccionan con el ácido fólico disminuyendo su absorción. Algunos de ellos son tan comunes como:

  • Antiácidos
  • AINEs
  • Hipolipemiantes
  • Anticonvulsivantes
  • Metotrexato
  • Antibióticos
  • Diuréticos
  • Antidiabéticos orales
  • Anticonceptivos orales. ¿No es frecuente que una mujer decida dejar de tomárselos y se quede embarazada? ¿Qué ocurre si además no ha cuidado su alimentación en los meses previos? ¿Acaso su médico/ginecólogo le ha advertido de ello? Otro ejemplo claro de la importancia del dietista-nutricionista en la Sanidad Pública, tanto en atención primaria como especializada.

Aquí podéis leer el resumen de un estudio que relaciona la alta concentración de ciertos aminoácidos en el líquido amniótico y su posible contribución en la etiología de la espina bífida.

El tratamiento de la preeclampsia, un poquito más cerca

Estándar

La preeclamsia constituye un estado de hipertensión gestacional asociado a proteinuria y edemas, normalmente en el 2º y 3º mes de embarazo, que supone una situación peligrosa para la madre y complicaciones para el feto. De hecho, el único tratamiento efectivo para frenar su evolución es dar a luz al bebé.

Entre las posibles causas se encuentran trastornos autoinmunes, problemas vasculares, alimentación y genética. La causa exacta se desconoce……o desconocía, porque la culpabilidad parece residir en sustancias liberadas por la placenta que actúan sobre los vasos sanguíneos de la madre y el feto.

El descubrimiento de niveles elevados de la proteína endoglina soluble ha llevado a REDinREN, CSIC y CIBERER a investigar con más detalle el proceso. El estudio ha sido publicado en la revista Circulation (aquí).

Los profesores Carmelo Bernabéu y José Miguel López-Novoa parecen haber encontrado también una relación entre niveles altos de oxiesteroles (colesterol oxidado) y la liberación de endoglina soluble.

Aquí no acaba la cosa. Plantean también una posibilidad terapéutica, administrando un péptido que inhibe la actividad de la enzima que activa la liberación de la endoglina, la metaloproteinasa 14 (MMP-14). Y encima, patentado por el CSIC y la Universidad de Salamanca.

Y CON RESPECTO A LA ALIMENTACIÓN, ¿QUÉ HAY QUE TENER EN CUENTA?

Toda mujer embarazada debería acudir al dietista-nutricionista, de la misma manera que acude a la consulta del ginecólogo, para cuidar su alimentación en esta etapa tan importante de su vida pues de ello dependerá también el estado de su bebé. Si, además, existen complicaciones como la preeclampsia, con más motivo.

En la preeclampsia debemos:

  • Restringir la ingesta de sodio
  • Mantener una correcta hidratación
  • Correctos hábitos alimentarios y de estilo de vida
  • Controlar el aumento de peso
  • No olvidarnos de ciertas vitaminas antioxidantes y minerales (calcio, magnesio)